martes, 3 de febrero de 2015

EL GOLPE BLANDO

Complot

Hace 40 años, en un ciclo anterior, los militares latinoamericanos hicieron el trabajo sucio del liberalismo económico utilizando el durísimo Golpe de estado militar.
En 40 años de penurias las principales naciones latinoamericanas le torcieron el brazo al liberalismo económico que ahora desprovisto del poder fáctico absoluto, inventó el cuentito del fin de la historia, la posmodernidad y el descrédito de la política.
En 40 años, el liberalismo juntó demasiado capital, toda la tecnología y medios gigantescos de comunicación social.
En 40 años -lo que dura el ciclo de ésta modernidad moribunda -  las principales naciones latinoamericanas marcaron un camino nuevo.
El liberalismo económico no está dispuesto a dejar pasar un día más sin volver ejercer a pleno su dictadura de los mercados.
La deuda latinoamericana con la historia tiene dos caras que se confabulan: por un lado una palpable pobreza que subsiste - la famosa brecha, aún reducida - y por el otro, una gran deuda cultural.
En los últimos 40 años, el liberalismo económico consiguió desmantelar en las grandes poblaciones urbanas, la capacidad de análisis e instaló una época de nuevos terrorismos, la época de los titulares de prensa.
Los títulos son las nuevas armas con las que intentan  decidir la duración de un gobierno.
La opinión pública, otrora reprimida, ahora se manipula hasta trasponer los límites de la legalidad.
No van a permitir la autodeterminación de las naciones y mucho menos la autodeterminación coincidente de los pueblos de las naciones latinoamericanas.
La supuesta finalización del bloqueo a Cuba - medida despreciable y remanente de la política del garrote - se utilizará como una cortina que pretende ocultar la actividad subversiva del ultra liberalismo económico, en su etapa más intensa desde la guerra fría.
El camino conspirativo de los titulares de prensa ahora se llama Golpe blando
Como dijo Mujica en la CELAC nuestro peor pecado es la desigualdad y “no tenemos que pedir permiso para erradicarla” - antes que los títulos de la prensa nos quiten otra vez 40 años de vida.
 jp


No hay comentarios: